Moto G5 vs Moto G4: Comparativa de características técnicas

Ahora que ya sabemos todas las características técnicas del Moto G5 vamos a hacer una comparativa de características técnicas para que sepáis lo que ha mejorado y lo que no en el Moto G de 2017 frente al modelo del año pasado: El Moto G4.

En esta comparativa vamos a centrarnos en las diferencias existentes entre los modelos Moto G5 y Moto G4 a secas, no entramos a valorar las versiones más o menos potentes, para eso estableceremos otras comparativas más adelante.

El Moto G4 está a punto de cumplir un año y es por eso que su relevo está ya aquí. El Moto G4 fue lanzado en mayo de 2016 y su sucesor Moto G5 llegará más o menos sobre la misma fecha.

moto g5

Regresión en el tamaño de pantalla

Si hay algo que puede llamar la atención de más de uno, eso es sin lugar a dudas el hecho de que el tamaño de pantalla del teléfono haya involucionado. Así, el Moto G4 tenía una pantalla que dibujaba una diagonal de 5.5 pulgadas, mientras que el Moto G5 de este año luce pantalla de 5 pulgadas. Eso sí, ambas con una resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles). ¿A qué se debe esto? Pues es difícil adivinarlo, pero quizás sea una forma de diferenciar este terminal de los de gama alta que tendrán un tamaño de 5.5 pulgadas. Por lo demás, ambas están protegidas por Gorilla Glass 3 y evidentemente la pantalla del Moto G5 al ser más pequeña tiene una mayor cantidad de píxeles por pulgada, con 441 frente a 401, aunque en ambos casos la nitidez es más que suficiente para todo salvo para realidad virtual.

Potencia y cantidad de memoria similares

Hay que ser sinceros y el chipset que integra el Moto G5 no es que nos emocione demasiado, es un chipset similar al de su predecesor, con una frecuencia de CPU algo mayor. Así, si el Moto G de 2016 montaba el Snapdragon 617 con ocho núcleos funcionando a una frecuencia máxima de 1.5 GHz, en este caso Motorola ha optado por equipar su nuevo terminal con otro procesador de Qualcomm, el Snapdragon 430 octa-core que funciona a una frecuencia máxima de 1.4 GHz y que nuevamente se sirve de núcleos Cortex-A53.

La cantidad de RAM sigue siendo de 2 GB y en cuanto al almacenamiento interno el teléfono de este año dispone de 32 GB y se puede ampliar en otros 256 GB a través de una tarjeta microSD. El modelo del año pasado contaba con otra versión con 16 GB de almacenamiento interno, quizás demasiado escasa para los tiempos que corren.

El Moto G5, un teléfono mucho más compacto

Puede que por aquí sea por donde han ido los tiros a la hora de que Motorola se haya decantado por comprimir su teléfono móvil, y es que en este apartado el nuevo Motorola Moto G si mejora sensiblemente y al mismo tiempo no renuncia a tener una batería de gran capacidad.

Las dimensiones del Moto G5 son 144.3 x 73 x 9.5 milímetros y pesa 145 gramos. El Moto G4 era un teléfono robusto y voluminoso, con unas medidas de 153 x 76.6 x 9.8 mm y un peso de 155 gramos. Si tenemos en cuenta que la batería a pasado de 2800 mAh a 3000 mAh nos damos cuenta de que Motorola ha hecho bien su trabajo a la hora de diseñar el teléfono, y es que prácticamente conservamos la misma autonomía a la vez que el teléfono pierde altura, anchura y algo de grosor. Además también pesará algo menos en nuestro bolsillo.

Y para los que se sientan preocupados por el hecho de que el tamaño de la batería haya disminuido, tened en cuenta que la nueva versión de Doze que se incluye en Android Nougat, y que vendrá instalado como sistema operativo de serie en el Moto G5, optimiza más si cabe el uso de la batería. Además, también hay que tener en cuenta que al tener una menor pantalla, el consumo de batería es menor, con lo que a falta de hacer los correspondientes testeos, la autonomía debería ser similar para este nuevo teléfono.

Continuidad también en las cámaras

Este nuevo teléfono cuenta con una cámara trasera de 13 megapíxeles y otra delantera de 5 megapíxeles. Se trata de sensores bastante estandarizados a día de hoy y que son los mismos que también incluía el anterior Moto G4. Por tanto, y salvo las mejoras en el software, este se trata de uno de los apartados más continuistas del teléfono, y eso que el resto no son precisamente innovadores.

Conclusión

Si ya tienes un Moto G4 quizás no te merezca demasiado la pena cambiar de móvil por cambiar a este Moto G5 porque las innovaciones que incluye con respecto a su antecesor son mínimas. Aún así puede ser un teléfono atractivo para todos aquellos que buscan un terminal compacto y que en estos momentos están pensando en cambiar de móvil y no quieren gastarse demasiado dinero.

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.